Sigurd o Sigfrido, es el nombre de uno de los héroes de la Mitología nórdica más emblemáticos, lo considero un equivalente al valiente Aquiles de la mitología Griega en esto de bañarse en una sustancia para hacerce invencible pero darse cuenta que una parte muy pequeña no se bañó en esa sustancia y es su único punto débil. Sigfrido es hijo del rey de los Francos Sigmud y Siglinda. Su madre murió durante el parte, pero este infante fue recojido por el enano y herrero Mime, quien lo cría como su padre, con alguna que otra escena de violencia domestica en la historia. Sigfrido logra vencer al dragon Fafner con una espada forjada con los restos de la espada de su padre, y logra vencer al dragon, y se baña con la sangre del mismo para hacerce invencible pero una hojita le cayo en una parte de la espalda y ese sería su punto débil. A pesar de los múltiples que presenta este héroe, como el odio que le tiene a Mime quien lo crió como su hijo y ser alguien a pesar de ser heroico no debe de mostrar algunos de los peores defectos de la humanidad como el ser solitario y rehacio a la verdad, nos transmite algo muy interesante, uno siempre va a superar los obstáculos de la vida, sean dragones u una estricta jerarquía feudal.