En los mitos griegos, Ate es hija del dios Zeus y de Eris, diosa de la discordia. Diosa de las acciones irreflexivas y sus consecuencias. Su padre Zeus la arrojó del cielo por sentirse engañado cuando tomó a la ligera un juramento hecho por el señor del olimpo. Se dice que fué la responsable de la amarga disputa entre Agamenón y Aquiles durante la Guerra de Troya.

Anuncios