No creo que deba venir un líder para mejorar un ámbito, que obviamente merece mejorar ¿Han notado la facilidad de no seguir a alguien, de cuestionarlo, de oponerse a sus designios y posturas? Han traído más desorden y males de que había antes de su llegada. Y si estos líderes creen que el continuismo, el hacer oídos sordos a reclamos y sugerencias es lo mejor, para mí están errados.

Vamos  a jugar un con los supuestos un poco. Supongamos que el líder que vendrá a salvar de sus problemas, digamos la comunidad imaginaria de A, así como a sus habitantes. Si ese líder hace algo, digamos darse la mano con su predecesor, muchos especularan y harán supuestos sobre ese hecho, si el líder le gusta, digamos X cosa, todos lo compraran pero otros tendrán sus opiniones y cuando menos se piensa ya quieren cambiarlo, digamos continuismo u otra razón. A la final traen divisiones inútiles, se perpetuán problemas que no le hacen bien a nadie.

¿Ven a lo que me refiero ahora?

Es decir ¿Debe venir un líder para decirme que hacer o con quien debo pelearme?  Si eso lo puedo hacer solo ¿Hasta cuando se va a seguir creyendo que debe venir alguien a cambiar todo para bien?

El cambio se inicia por uno mismo, y si se inspira a otro a cambiar para mejor pues se puede multiplicar el resultado ¿Qué tan difícil resulta creer en esa idea? Es difícil dejar de lado una idea, ya que se convierte en una forma de ver y pensar sobre el mundo a tu alrededor.

Un líder inspira, un líder mesiánico destruye.

Un líder sabe cuando e tiempo de retirarse, de que alguien más siga con su valor, ayuda a todos por igual sin distingo de nada, sin coaccionar ni amedrentar, para finalmente crear un legado que se mantendrá vivo al mejorar continuamente.

¿Es difícil cambiar? Si, y creo  si es para mejor, ya que empeorar es mas fácil.

Anuncios