Para el año de 1981 se estrena la primera película de la franquicia que contaba las aventuras  del arqueólogo y aventurero Indiana Jones, una película dentro del género de la aventura que mezcla acción, humor, suspenso y peligro en grandes dosis, todo una montaña rusa visual creada por Steven Spielberg  acompañado por otro grande del cine, George Lucas.

En lo año de 1936, el arqueólogo y profesor estadounidense Indiana Jones, logra salir vivo de una de sus expediciones en las densas junglas de Centroamérica  (aquí se da la escena siempre parodiada en donde el aventurero es perseguido por una roca totalmente redonda) para conseguir un extraño ídolo, pero un saqueador de tumbas se le adelanta. En otras locaciones, los Nazis están tomando fuerza y en una de sus investigaciones localizaron una vara que puede darle la ubicación del Arca de la Alianza. Indiana primero deberá contactarse con Marion Ravenwood en la lejana nación llamada Nepal (aquí hay otra escena la cual es homenajeada y parodiada muchas veces, la del concurso de tragos), la hija de su mentor, quien posee un medallón, que complementa la mencionada vara para dar una localización más exacta en las áridas tierras del Cairo en donde todo se acelera hacia el riesgo y aventura.

Poco hay que agregar a esta genial película, y franquicia, la cual presenta todo en un solo paquete. Esta película tiene una narrativa menos densa y cargada de dramatismo que La Lista de Schindler, la cual también fue dirigida por el director Spielberg, una narración un poco más ligera y enfocada al peligro. Pero esto no le resta mérito a la obra, mantiene  algo del mencionado drama, una forma muy característica del genial director estadounidense en narrar su historia.

Anuncios