El lunes 2 de mayo de 2011 fui a ver la película Thor, basada en el personaje homónimo de la compañía de Comics, MARVEL COMICS.  Personaje, a su vez, basado en el personaje de los mitos vikingos del mismo nombre, quien fuese adaptado a las viñetas por Stan Lee y Jack Kirby  para la revista  JOURNEY INTO MISTERY número 83, convirtiéndolo en un personaje recurrente, fundador del equipo Los Vengadores, siempre allí para sus amigos de la tierra y sus hermanos de armas de Asgard.

En esta película vemos, si bien introducidos de forma interesante, los elementos que hacen del personaje de la Casa de las Ideas, uno de los muchos íconos de la misma, la mezcla de ciencia ficción y fantasía, realidad con magia y mitología. Donde Thor, el hijo primogénito del gran Odín, con un carácter belicosos y orgulloso, un taimado hermanastro Loki, los tres guerreros y la hermosa Siff  como seres reales y al mismo tiempo mitológicos. Un día Thor, por actuar lleno de orgullo ante una afrenta hecha por  los gigantes de hielo, es desterrado a la tierra sin sus poderes y solo cuando internalice los conceptos de justicia y ayudar al prójimo podrá empuñar su letal arma de nuevo, pero debe apresurarse ya que en la casa del padre de todo hay traidores y una amenaza latente, más cercana de lo que puede parecer a simple vista.

En un orden personal de ideas, la película es la mejor que he visto de las muchas adaptaciones a la gran pantalla de un personaje Marvel, los cameos de Stan Lee y del guionista JMS son de verdad buenos, así como la incorporación de distintos elementos que le han dado al personaje en su carrera editorial, pero siento que si bien fueron introducidos de la forma correcta, no los desarrollaron, como estos están desarrollados en las páginas de los comics. Pero lejos, y a pesar de algunas fallas, las cuales considero menores, es una entretenida película que tiene mucho humor y acción para pasar un buen rato.

Anuncios