Siguiendo con la lectura de esta obra, en este segundo tomo suceden muchas cosas interesantes las cuales comienzan con la renuncia de muchos de los involucrados en el caso de KIRA, el nuevo apodo del protagonista de la historia, el misterioso detective L, finalmente le da la cara a los lectores y a su singular grupo de colaboradores. Y es en este momento donde L hace una arriesgada jugada, no es por definirse a si mismo y a su rival como un perdedor arrogante, sino de llevar contra las cuerdas a sus colaboradores con el dilema que les dejó con el caso, entre elegir detener al demente de KIRA y la seguridad de sus hogares, al instalar aparatos de observación   en sus hogares (estuviesen o no de acuerdos).  Y no es tanto el hecho que aceptasen el método relacionado con lo sobrenatural de cómo lleva a cabo KIRA los asesinatos para mí lo marcó la pauta del tomo fueron esos últimos capítulos donde estos policías están dispuestos a todo para detener al protagonista.

En el otro lado tenemos lo particular que puede ser RYUK y los tratos que pueden hacerse con un “Dios de la Muerte” así como afición por las manzanas, como él mismo dijo “equivalentes a alcohol y cigarrillos”. Ciertamente el contrapunto cómico en la historia, el responsable de soltarte una risa a pesar de estar repitiendo cosas tales como “los humanos son tan interesantes” y su afición por las telenovelas.

Comentario Final

Un segundo tomo que supera con creces todo lo planteado en el primero pero que se vio todo esto en los capítulos finales del mismo, jugando un poco con lo que espera el lector de la historia y sus personajes. Ver como L empuja a su equipo moralmente, y sin una orden judicial, simplemente es impresionante. Quizás la falla, aunque la considero pequeña, no noté una evolución en el dibujo, más bien se mantuvo con el mismo nivel del primer tomo.

Cuando le comenté a un amigo que estaba leyendo esta obra, se sorprendió, quizás por el hecho de que al ser una obra tan conocida (para decirlo en términos elegantes) y que no la haya leído, o visto, en su momento sonó raro o quizás fue el hecho de que estaba leyendo una obra de la revista SHONEN JUMP, a la cual le tengo cierta alergia.

See Your Space Cowboy

Anuncios