Octubre, entre comedia y terror


El último día de octubre despierta algo peor, más nefasto y si se quiere ridículo que los demonios del averno o muertos y es la polémica barata.  Ya sea diatribas llenas de nacionalismo barato, “sentirse latinoamericano” o peor aún,  los escritores (como yo e incluso más baratos) se inspiran para escribir terror.

Es interesante, el opuesto al drama es la comedia, pero a su vez la comedia y el terror tienen muchos puntos en común; géneros hermanos que solo con el tiempo el escritor puede ir puliendo y escribiendo en estos géneros; ya que como todos saben, es más fácil tocar una fibra sensible del lector a hacerlo reír y en el caso que nos atañe, asustar.

El terror como género, explora la emoción mas primitiva del ser humano, el miedo. El humano al igual que otros animales debe batallar por  seguir viviendo, se puede ver a la naturaleza y su selección natural como la mente detrás de un susto. Este género literario (y también del cine entre otros medios) es el primero a los que muchos escritores les dedican sus primeras líneas, a veces con éxito y a veces no. Al igual que la comedia, el terror es un género complicado y si bien al comienzo parece sencillo escribir algo relacionado, a la final el asunto no es como parece.

Al igual que la comedia, el terror se basa en lo que se puede llamar tiempo, saber dar un susto o saber donde poner el chiste; más allá de tocar el asunto sobrenatural o descubrir que ese vecino es un verdadero psicópata, el tiempo es clave en ambos géneros. Desde R.L Stine pasando a los grandes maestros como Edgard Allan Poe  y Horacio Quiroga, lo que importa es ir construyendo la situación y no las cantidades de sangre que estas traigan como consecuencias.

Y a ese punto quería llegar, más o menos para estas fechas algunas páginas donde la gente comparte su material literario, se llena de historias sobre asesinos que se escapan y masacran a los “populares” o en su defecto, zombis.

Ambos casos, no me generan simpatía honestamente ya que mientras uno es una nueva versión del subgénero llamado SLASHER, famoso por estos rumbos por un asesino con algún objeto punzocortante y adolescentes hormonales, el otro no es más que una forma de contar historias de sobrevivencia.

Pero ¿Qué tiene que ver la comedia aquí?  Descontando la disputa bizantina derivada del 31 octubre, cuando la comedia se mezcla con su hermano loco llamado terror aparecen historias tales como Los Cazafantasmas o la mítica EVIL DEAD, obras en donde la risa y el terror se mezclan tan bien que no sabes si reír o asustarte.

See Your Space Cowboy

Anuncios

Un comentario el “Octubre, entre comedia y terror

  1. No creo que pudiera alguna vez escribir terror, lo que se dice terror, simplemente porque lo que a otros les genera ese sentimiento, a mí me divierte sobremanera. No sé por qué, para mí las películas de terror son pura risa.

    En fin, siempre supe que algo fallado debía de tener…

    Nos leemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s