Para mi, del amplio repertorio de juegos que tiene la consola NINTENDO DS que aprovecha todo el potencial de la misma, OKAMI DEN se encuentra en ese pequeño grupo mencionado; mezcla un homenaje a los dibujos en acuarela oriundos del Japón, así como su mitología, personajes, música así como ciertos agregados para hacerlo más interesante.

Lanzado al mercado occidental en 2011, esta secuela del juego de culto OKAMI (lanzado para la plataforma PLAYSTATION 2) tomamos en rol del hijo de la diosa del sol, AMATERASU, en su lucha contra las fuerzas del mal, quienes nuevamente recorren Japón y en esta oportunidad, AKURO pretende hacerse más fuerte si consigue la sangre del poderoso demonio OROCHI; pero hay extrañas acciones de un integrante del tribu de la luna que influyan en la historia (quizás la parte más extraña y diferente del juego). El pequeño lobito contará con los poderes que le heredó su madre, el pincel celestial, así como contará la ayuda de otros dioses animales así como de compañeros de viaje, cada uno con sus características particulares.  A lo largo del juego vemos a un lobito bastante sentimental, pero muy fiel con sus compañeros de viaje aunque, si bien no habla, expresa muy bien sus emociones.

Un juego muy bien hecho, con unos gráficos maravillosos y altamente entretenido.

Anuncios