Quería escribir sobre esa maña del venezolano en considerar sus derechos por encima de los derechos del vecino, el típico caso en el que alguien coloca la música a todo volumen, o ese que dice que por estar abanderado por una ideología política puede insultar en el nombre de la libertad y democracia. Pero es un tema un tanto extenso y tan cotidiano que es mejor tratarlo en otra oportunidad.
Quería hablar de ese asunto tan chistoso de las fotos que alguien alegó tener de una famosa persona del mundo del anime-manga criollo; pero no conozco a la involucrada y creo que todo el asunto es una comedia a la que tanto los habladores de oficio, como los guerreros de redes sociales, les encanta; al parecer los cronistas de blog que iniciaban debates fogosos han perdido vigencia desde hace algún tiempo. Un tema que de seguro ya la fecha de caducidad debe andar cerca.
También querida dedicarle unas líneas a temas como la violencia escolar en Venezuela, de todo lo que ocurre en ese país, pero de seguro unos vendrán a decirme (recurriendo a sus bajas pasiones) que lo que leerían es una mentira, escrita por un “ignorante”. Como es tan fácil hablar por hablar y más cuando no se ve de primera mano lo que ha hecho la segunda independencia.
Así que, para el 2015 trataré de mejorar el contenido de este pequeño lugar, ese donde escribo sobre lo que me interesa y que quiero compartir con los lectores, como he estado haciendo desde hace un buen rato. Aunque no negaré que hay temas que me gustaría abordar y otros dejar de hacerlo, aunque a veces nunca es bueno quedarse con algo que decir.

See Your Space Cowboy

Anuncios