The Hobbit: La Desolación de Smaug


El tono de esta segunda entrega es, extrañamente, más oscuro que la primera al menos para mí (es decir, la segunda entrega de la trilogía original de cierta saga galáctica también fue así), pero que es un cambio que, se siente natural, dados los hechos que el espectador verá aquí.


Los enanos finalmente logran llegar a su “casa” a pesar de todos los malos ratos que han pasado en el viaje así como los encuentros con los soberbios elfos, las terribles arañas de los bosques e incluso humanos de una ciudad flotante. Finalmente las cosas para Escudo de Roble, Bilbo y sus amigos pueden salir bien.
Pero no es así, despojados de sus armas por los elfos, perseguidos por los terribles orcos y denigrados por los humanos vemos como el peor enemigo de estos viajeros se llama codicia, la misma que llegó al corazón del valiente líder después de la llegada a la Montaña Solitaria. Pero si hay algo en los viajes que se aprende es que hay que ver las cosas desde otros ángulos, en este apartado el tono oscuro es que el predomina. El nigromante y al que sirve finalmente revelan parcialmente quienes son y que han llegado a la Tierra Media para crear una gran guerra, conflicto del que hasta el dragón SMAUG se encuentra enterado. Para contrariar las cosas, si bien los enanos recobran la piedra del arca y sus tierras, su letal enemigo ha escapado. Un final muy amargo para nuestros viajeros, siendo (al menos para mi) una tragedia.

Anuncios

Un comentario el “The Hobbit: La Desolación de Smaug

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s