Recientemente comencé a leer un libro, uno que (asumo yo) es la primera entrega de una saga llamada los Cazadores de Sombras/Instrumentos Mortales/Ciudad de huesos o algo así; la comencé a leer ya que, dado el hecho de que estaré cuatro meses de reposo y sin poder entrenar artes marciales, es mejor ocupar la cabeza en algo y siempre es bueno imponerse un reto, en esta oportunidad mi cuarto libro en inglés.
El primer episodio del mencionado libro me pareció bastante deficiente, si bien contaba con una buena idea fue la forma en como la autora la llevó a cabo fue lo que me dejó un poco con mal sabor de boca y más si consideramos que la mencionada es una escritora profesional o que al menos su editor ese día no vio el primer capítulo del libro y lo dejó pasar. Cumple bien en presentarte a los personajes, pero no con esta parte de sentirnos preocupados o hacer un nexo con ellos; si bien es literatura para adolescentes, no tiene que ser tan hueca al relatar con detalles la vivencia de dos chiquillos en una discoteca y todo lo que desencadena esas cosas. Quizás, la autora consciente de eso, hizo un buen trabajo con el segundo episodio, donde si comienzas a considerar a Clary y Simón, algo más que muchachos típicos estadounidenses.
Y ¿A que quiero llegar con todo esto? Que un primer episodio o capítulo sea de un libro o de cualquier obra debe guiar al lector en aspectos tales como personajes, situación y un breve acercamiento de lo que puede estar por pasar a estos personajes, de lo contrario, puedes correr el riesgo de que el lector o espectador no se sienta atraído y simplemente, vaya a buscar otra historia a la que interesarse, es un detalle que se le puede perdonar y corregir a un novato, como su servidor, pero a lo que se supone un autor profesional no, se le debe de castigar duramente así como al editor asignado por no hacer su trabajo, no importa a quien vaya dirigida la obra.
Quisiera agregar en esta parte que los personajes son elementos clave en una historia y la primera impresión que tenemos de ellos se da en el primer episodio de una obra; si la primera impresión no es buena, ya que a nuestra apreciación los personajes no nos parecen lo suficientemente atractivos al menos yo, como lector, muy difícilmente me anime en seguir la andanzas; vine a romper esa lanza con el libro arriba mencionado, el segundo episodio si me dio lo que quería, un nexo con los personajes y llenarme de entusiasmo para seguir leyendo la obra.
Y quiero aclarar que Simón, el secundario y amigo de Clary, merece ser el verdadero protagonista de la saga.
El mes de febrero del 2015 fue un tanto accidentado para mí, como bien dije arriba, tuve un problema de salud y decidí tomarme unos días para descansar y recuperarme. A la final, creo que vino a bien todo esto.

Anuncios