Honestamente, la Casa de las Ideas ha estado trabajando muy bien todo lo referente a las secuelas de las películas basadas en los héroes que conforman al gran equipo llamado los Vengadores.


La segunda entrega del vengador abanderado, al igual que la de Thor, muestra un alejamiento de la típica película floja para acercarse más al personaje; en esta ocasión al soldado y líder del equipo arriba mencionado. Y ¿Qué mejor forma de hacerlo que trayendo no solo a sus viejos enemigos de Hidra sino también a un viejo conocido? La película toma elementos de los arcos argumentales del guionista Ed Brubaker y la introducción del personaje llamado el Soldado de Invierno.
Pero creo que hay que sumar algo más, algo más ambicioso, la idea que enfrentaron los héroes hace algún tiempo en las viñetas, la eterna lucha entre libertad y seguridad. Todo de la mano de un enemigo que poco a poco fue haciendo simbiosis con su rival más temible y, al menos para mí, más allá de todo el drama personal entre Bucky y el capitán, esa idea en el cine sería interesante de ver; aunque espero que no sea el hilo argumental de las próximas películas basadas en los personajes de la Casa de las Ideas ya que sabemos como la misma se agotó en el papel después de un buen tiempo.

Anuncios