Sólo escribiré un mar de palabras


Creo que no está de sobra decir que creo que la frase «para que nos tomen en serio, hay que tomarnos en serio nosotros mismos» tiene una profundidad increíble; aunque hay algunos que creen que lo mejor que se puede hacer para lograr la consideración, el que otros nos tomen en serio, es seguir apelando por culpar a otros por su desgracia, de considerarse la víctima de una larga conspiración mientras gritan, ofenden y ven a las otras personas como siervos.
Estamos en el 2015 y Venezuela sigue siendo una comedia mundial, dónde los funcionarios públicos y militares gritan de dolor no por la visión que se tiene afuera, sino por las congelación de sus cuentas bancarias en el imperio, los bancos suizos dejaron de lado su confidencialidad y el asunto de los bancos de Andorra apenas está comenzando. Pero ¿Dónde está el pueblo independiente? Pues haciendo largas colas para comprar los bienes cada vez más escasos y reuniendo firmas esperando que así queden derogadas las sanciones en contra de un grupo y no contra todos los ciudadanos.
Si a todo esto le sumamos la nefasta picardía criolla, tenemos una ciudadanía más dispuesta al dinero fácil y a romper las leyes que realmente ser ciudadanos; no importa  cuantas veces se repitan las mentiras colectivas como que Venezuela es el mejor país del mundo y la amabilidad de sus habitantes. Esto no es más que una finca mal manejada, donde los peones se creen dueños de todo lo que ven.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s