Extranjero en tu propio país natal


Estas líneas van dedicadas a todas aquellas personas que por alguna razón se sienten como extranjeros en sus propios países. Legalmente sus papeles dirán su contrario, pero por dentro saben que hay muchas cosas que no comparten con el gentilicio y la gran parte de los ciudadanos de sus países de origen.
En mi caso, soy Venezolano, pero el tuyo amigo lector, puede ser cualquier país del mundo (en este caso, de habla hispana) y una amiga me confirmó lo que ya sabia y había aceptado; ser un extranjero entre los tuyos. No lo digo por el hecho de que no tenga sangre extranjera, como una buena parte de los ciudadanos, lo digo por cosas más puntuales y que son las cosas que realmente, le hace valer el título de ciudadano a una persona.
Sería un tonto en negar que en muchas veces no cruce la calle por el paso de peatones y cuando el semáforo me lo indica, pero siempre trato de respetar esa ley no escrita, prefiero que me llamen la atención por colocar mi basura en una caja a lanzarla a la calle, estoy en desacuerdo con la música a todo volumen en las unidades de transporte, vehículos particulares y en mi propio hogar ya que son pocos los que comparten mis gustos musicales y estoy seguro que al vecino le desagrada tanto como a mí el regueton “a toda mecha”, no le veo sentido a esto de aprender a bailar y me molesta que confundan cordialidad con terceros con una amistad, entre muchas otras cosas que no creo.
Con esto no quiero decir que vea extraño el tricolor nacional y la historia del país, solo que no concuerdo con los anti valores en los que se encuentra fundada la sociedad venezolana y con eso me refiero a la gente que aleja que al lanzar basura a la calle le da empleo a otras personas, ese que cree que gritando e insultando puede convencer a los que no piensan igual. Es por eso y quizás por otras razones más que no me siento del todo venezolano; allá aquel que crea que es por política y por el más reciente y famosa atracción turística venezolana, el comandante galáctico. Muchas cosas que parecen ya estereotipo de la sociedad venezolana, ya que son desagradables y más cuando es evidente que no son ciertas ¿A quién quieren engañar con esto de la amabilidad del venezolano?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s