Antes de hacer esta reseña, debo aclarar ciertas cosas. El B.P.R.D es una organización ficticia creada por el artista estadounidense Mike Mignola que se encarga de todo lo referente a lo oculto, así como de la protección de los humanos de las amenazas que vienen de ese mundo. Entre sus integrantes más famosos tenemos a HELLBOY, pero creo que después de un punto se le dio una serie aparte del demonio rojo y malhumorado.


La historia reseñada aquí, es la primera que leo de este título y corresponde al número siete de la serie en desarrollo la cual se publicó en noviembre del año 2003.
¿Qué pasa con las pesadillas infantiles cuando sus responsables crecen o están pasando malos ratos en casa? ¿Cuáles son las verdaderas intenciones de ese monstruo que solo tu veías bajo tu cama cuando eras pequeño? Bajo estas premisas se desarrolla una historia corta para este grupo de personajes, pero quizás el aspecto más importante (a mi parecer) son las historias de los niños secuestrados, el monstruo responsable de esos secuestros y algo de la historia personal del carismático Abraham Sapiens.
Quizás sea una de esas historias dentro del universo de HELLBOY que no marca un punto importante dentro del ya mencionado uniendo el hecho que de no está dibujada por el autor del mismo (ya que creo que solo supervisa guiones en este tipo de series derivadas) pero es una historia que mantiene al lector en un suspenso constante y que, dada la brevedad, es sorprendente el excelente trabajo y talento que tienen encima el guionista y dibujante responsables de esta historia.

Anuncios