Recuerdo haber leído a este autor uruguayo en mis días de bachillerato (exactamente el primer año de diversificado) y quedé con ganas de leer más del autor de la gallina degollada. Para mi Quiroga es el autor que más se acerca a Edgard Allan Poe en este lado del charco y con la lengua de Cervantes.
Pero nunca pensé que esta retorcida mente, también tuviese una faceta escribiendo cuentos y mucho menos cuentos para niños. Ciertamente sorprende al sol de hoy el talento de este autor. No es para menos, ya que este libro es una recopilación de los cuentos que, como el título lo indica, es la selva el escenario. Pero no cualquiera, sino la selva de Misiones.
Si bien se le nota una clara influencia del autor inglés de El Libro de la Selva, recurriendo a animales que hablan como protagonistas de cada cuento y las participaciones del hombre bien delimitadas, o son buenas o son nefastas para la naturaleza. Pero, a pesar de todo lo malo que suele suceder, generalmente los finales de los cuentos son alegres y reconfortan al lector después ver tanto sufrimiento entre los animales. Quizás lo único malo sea el hecho de que los relatos finales pierden un poco de fuerza en comparación con el resto.

PD: No sé si pueda actualizar nuevamente el blog, así que cuando lo haga tendré que utilizar unas etiquetas que usaba con mucha anterioridad.

See Your Space Cowboy

Anuncios