De las cifras consideradas como significativas ninguna supera al 13. Es universal la creencia de que el décimo tercer numero sea capaz de atraer fortuna o mala suerte según se le utilice, siendo su aspecto negativo el mas temido por el común de las personas. Tomando en cuenta su nefasto récord de pista, ello no es de extrañar.

Un martes 13 de Marzo de 1979 cierto joven de 13 años, residente en la casa Nº 13 en una urbanización de Maracay se suicido. El vespertino que divulgo la noticia se preguntaba si en aquella tragedia no habría tenido mucho que ver a la ominosa y persistente aparición del numero 13. Lo anterior, que sin duda se debió a la casualidad, no hizo mas que reafirmar la mitología popular acerca del 13.

Para la mayoría, ese numero y especialmente cuando esta asociado al día Martes, representa una combinación de mala suerte. De allí el dicho: “En día Martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu familia te apartes” Así, personas que en otros aspectos de su vida son totalmente racionales jamas contraerían matrimonio o viajarían un Martes 13. Mucha gente tampoco firma contratos en días 13 ni acepta vivir en un apartamento Numero 13 y mucho menos en el decimotercer piso de algún condominio. Existen hoteles así como edificios residenciales que lo omiten pasando del 12 al 14.

Nadie sabe a ciencia cierta como y donde se inicio la Triskadeikafobia o supersticiosa predisposición hacia el numero 13. Algunos estudiosos lo asocian a una remota mitología nórdica, según la cual doce deidades cenaban cuando hizo acto de presencia Loki, el espíritu de la disención. Al poco estallaría una pelea entre aquellos 13 entes sobrenaturales, en la cual resulto herido a muerte Baldour, favorito de la deidad suprema. Otras fuentes ubican el origen de la creencia en la ultima cena de Jesús y sus doce apóstoles. Es decir, trece comensales. Tomando en cuenta que después vino el calvario y luego la cruxifición, no seria de extrañar que de allí emane, por lo menos para los cristianos, esa idea de que 13 es de mal agüero. En las barajas Tarot el naipe de ese numero corresponde a la muerte. En la brujería 13 velas negras constituyen un factor importante en muchos ritos.

Napoleón le temía al día 13 y también Franlink Delano Rooselvelt. El carismático presidente norteamericano siempre tenia sobre aviso a su secretaria a fin de que estuviese lista para ella ser la persona numero 14 en cualquier cena o reunión social y en muchos lugares existe la costumbre de contratar a un huésped numero 14 para evitar que sean 13 en la mesa. Cuando a Rooselvelt le tocaba viajar, llegaba al extremo de posponer la salida hasta después de la medianoche del 13, a fin de hacerlo el 14. Lo que nadie ha llegado a explicar bien es la razón por lo que el día Martes es considerado de mal agüero en países latinos, ya que en los sajones es el Viernes 13 al que se teme argumentando que Cristo fue crucificado y Eva tentó a su pareja con la manzana un día Viernes. Las estadísticas en países sajones revelan que si ese día cae en 13 ello representa para empresas de transporte, especialmente el aéreo, billones de dolares en cancelaciones. Ello se debe a que muchísima gente prefiere no comprar, viajar, casarse, registrar documentos, sacar seguros de vida e incluso acudir al trabajo, cuando los Viernes caen 13. En 1965, cuando la Reina Isabel de Inglaterra se encontraba de gira por Alemania, debió tomar un tren que patria a las 13 horas de la plataforma numero 13 en la Estación de Duisberg. Rápidas gestiones diplomáticas cambiaron al numero de la plataforma a 12-A y la salida del tren fue pospuesta para las 14 horas.

Por causa del 13 aun los tecnologos del Centro Espacial Kennedy se encontraban aprensivos en Abril de 1970 cuando el modulo espacial “Apolo 13” fue puesto en órbita. Todo marcho a la perfección hasta que, junto a las 13 horas del Martes 13 de Abril, sus tripulantes escucharon un fuerte estruendo al tiempo que los instrumentos indicaban grave deterioro en todos los sistemas eléctricos. Para el momento del accidente el “Apolo 13” se encontraba a 205.000 millas de distancia de la tierra y los expertos de la NASA decidieron abortar la misión, intentando el reintegro del modulo espacial a la Tierra por control remoto. Mediante una serie de complejas operaciones lograron corregir la trayectoria de la capsula, cuya velocidad para entonces era de 24.000 millas por hora, a fin de dirigirlo en un angulo adecuado hacia el estrecho corredor que le permitiría atravesar las capas mas densas de la atmósfera sin desintegrarse por la fricción. Exactamente a las 23:23 horas el calor generado por la mencionada fricción atmosférica cancelo todo contacto radial entre el modulo y el cabo Kennedy durante mas de 3 minutos. Transcurrido aquel lapso el “Apolo 13” reanudaría contacto mientras sus paracaídas se abrían permitiendole flotar suavemente hacia el océano.

De allí seria recogido a las 13 horas y 8 minutos del 14 de Abril de 1970 por el portaaviones Iwo Jima. Coincidencia o no, la presencia constante del numero 13 en aquel viaje al espacio que pudo haber sido trágico dio mucho que pensar.

Anuncios