Creo que la pregunta que le da título a este mar de letras dice mucho y si consideramos que tiene mucho rato presente aunque nadie ha querido dar una respuesta concreta al asunto, pues seguirá ahí, como la polémica que nadie quiere destapar.
La ciudad jardín, también conocida como Maracay, en teoría se encuentra a la par de la capital con su cronograma de “convenciones”. Ese fenómeno no es nuevo, si sacan cuentas estuvo presente entre 2006 y 2007 pero que trajo consecuencias negativas en el 2008 ya que esos dos años mencionados previamente significaron un fracaso tanto comercial como de asistencia para los organizadores y para las tiendas.
No por nada, el magno evento del manga y anime no tuvo ese impacto, no tuvo la convocatoria de tiendas que había tenidos en años pasados y si le sumamos los problemas internos de la asociación civil y las secuelas de los “eventos conejos”, pues fue una tormenta perfecta.
Pero eso es el pasado, pero parece que se repite al día de hoy; vemos que aparecen eventos así de la nada, que dejan mucho que desear en cuanto al trato del público y que la trayectoria de los responsables se limita a esa entrega nada más; mucho se puede decir al respecto, claro está, pero el hecho de que una ciudad como Maracay haya sido sede de diez “convenciones”, de las cuales dos o tres tienen algo de carrera mientras el resto están dando sus primeros pasos, pero ¿Qué me dicen de los asuntos de los permisos ante los entes públicos y los dueños de los locales donde se llevan a cabo? ¿Cuántas convenciones manejan eso a cabalidad?
Todos los asistentes van a los “eventos conejos” y en días pasados, cuando no había nada bueno en tu ciudad ibas a las ciudades vecinas o a la capital para ver a los “grandes” en su terreno. Incluso los “grandes” tienen momentos difíciles para conseguir un local o los permisos necesarios para llevarse a cabo. O en el peor de los casos, no ibas, te quedabas en tu ciudad y dedicabas tus ratos libres a otra cosa.
Eso me trae un recuerdo, cuando una vez existió la horda de la cual fui cacique, durante la organización de nuestra primera fiesta de Halloween en el 2008 comenzó el rumor, nunca lo confirmé, que ese mismo sábado se estaba llevando a cabo un “evento conejo” en un club de la ciudad. Incluso en la labor que siempre se me asignaba de llevar a la gente a los sitios, creo que ninguno de los integrantes de la horda que fueron a esa celebración mencionó tal asunto, estábamos tan ocupados organizándonos y posteriormente celebrando, que personalmente no sé qué tan cierto o que tan falso fue lo de ese “evento conejo”.
Y dudo mucho que la población que consume tanto las “convenciones” como los “eventos conejo” que reside en Maracay, se más numerosa que la de la capital de la nación, el sitio en donde si hay “eventos conejos” a por montón. Pero realmente, por muy baratos que sean, los costos a pagar son muy altos, de hecho lo que hacen es engordar el monumento a los caídos. Y me refiero a algo peor que se deje de hacer X o Y “convención” o “evento conejo” hablo de daños materiales a un local, a que se sigan manteniendo cerradas ciertas puertas de locales más grandes, que muchas páginas decidan dejar de lado su faceta de opinión en pro de mantener ciertos beneficios y un mercado consumidor que le molesta que le digan así, pero se siente al margen de la sociedad.
No, realmente no son rentables y si me lo preguntan, dudo mucho que a la vuelta de unos años tengamos “convenciones” grandes en Maracay dado que el consumidor no sabe lo que quiere y no le agrada mucho la idea de pagar una suma de dinero considerable por calidad, pero le encanta pedirla a gritos.

Anuncios