Eventualmente iba a reseñar esta película, TCM me facilitó muchas cosas ese día que la vi; aunque debo agregar que esta iba a ser una de las películas con las cuales yo quería comenzar esta sub sección de “Finalizando con”. Aunque la que inició todo esto, a la final, fue otra obra.


En lo personal, no se siente como secuela, sino más bien como un replanteamiento de la película que inició esta famosa franquicia del director Sam Raimi, una de esas que no solo le consolidó la carrera, sino que también es una de esa sobras que marcaron época y que es siempre mencionada como una película que supo mezclar humor y terror en su argumento. Pero ¿Qué clase de película loca de la mencionada serie B tenemos aquí? Pues una en donde el famoso libro Necronomicon así como Ash Williams cruzan sus caminos. Ash lleva a una distante cabaña a su novia, para pasar el fin de semana, cabaña que le pertenece a un antiguo profesor de arqueología quien leyó unos pasajes y a desatado un mal bastante grotesco.
Ash es forzado a matar a su novia, la hija del arqueólogo y su compañero trataran de alcanzar la cabaña, a pesar de que el puente está roto y muchas otras confusiones y malos entendidos. Pero aquel sitio es un pequeño infierno en el cual un héroe debe alzarse, así tenga que mutilarse una mano, matar a cuanto engendro se cruce en su camino así como matar a cuanto recurso de las películas de terror (para ofrecer) un retorcido humor le pase por el frente.

See Your Space Cowboy

Anuncios