Para el momento en que estas líneas salgan a la luz, de seguro el tan esperado evento del 2015 llamado Anime Sekai que se llevó a cabo en el centro comercial Híper Jumbo ya pasó y si hay algo raro para el momento, es que estuve buscando las opiniones de la gente con respecto al ya mencionado evento. Para mi sorpresa, es que no hubo, ni siquiera en las redes sociales del pajarito encontré algo más allá de la mención al respecto.
Y si, quizás con esto ando exagerando, pero creo que la afición criolla decidió no opinar. Aunque, cuando se trata de otras cosas si son capaces de “argumentar” largos textos sobre una supuesta pelea de los personajes de moda o algún personaje que se niega a morir contra otro que viene de un medio al que no le darán la oportunidad, por el simple hecho que no viene del país del sushi. Pero me sorprende, pero para mal, cuando no se encuentra algo al respecto sobre el evento del momento, uno de los que más han promocionado su propio responsable y que, para la entrega del 2015, decidió que debía tener una sección de preguntas y respuestas dentro del cronograma de actividades.
Quizás, alguien opine que no debería andar haciendo esto, con tal no fui y siempre digo que poco o nada me interesa las convenciones criollas; en cierto punto es cierto. Digo, si tanta promoción han tenido y que la página del tema friki en Venezuela le han dado tanta cobertura y menciones, es raro no tener curiosidad sobre su desempeño. Ese sábado 17 de octubre del 2015 había frikis con su habitual vestimenta negra caminando por el norte de la ciudad, pero el verdadero meollo del asunto, el deporte friki por excelencia, los textos a favor o en contra de la “convención” a la fueron no los encontré.
Al menos antes, incluso semanas antes de que una de estas cosas se llevase a cabo, algunos estaban comentando, escribiendo sobre lo que querían ver y vivir o posteriormente, una buena opinión sobre la vivencia al finalizar el sarao. Pero, esa tradición, al parecer debió morir, ya que lo más importante es pasarlo bien y verse con los amigos, eso sí cualquier persona que quiera opinar o preguntarse algo, debe ser perseguido o tratar de convencerlo que no debe opinar a menos que su opinión sea a concordantes que lo que quiere leer el responsable del sarao.
Al menos yo como ermitaño, seguiré dando mi opinión ya que como caen en ojos ciegos, quiero creer que eventualmente alguien las leerá y que no es la primera vez que creo que durante los días en los que estuve en la afición, la opinión estaba presente y estaba allí para hacer crecer a las convenciones y al conglomerado. Y no importa cuántas veces traten de matar al mensajero, el mensaje seguirá llegando. Así que me tendrán escribiendo sobre este asunto, por un buen rato.
Espero, por mucho que no me crean, espero que la mencionada “convención” le haya ido bien, que los asistentes hayan pasado un buen rato y que, si tienen alguna neurona funcionando, sean capaces de opinar más allá de lo que siempre se lee sobre estos asuntos y que, con algo de esperanza, puedan emitir una opinión que se sienta sincera.
Tengo mis opiniones sobre la “convención” aquí mencionada, pero como no tengo algo que las confirme, lo mejor será esperar que otro mensajero haga llegar un mensaje. Uno que sirva como basamento para lo que opino ya que dudo que alguna de las páginas que hablan del tema friki en la cuna de libertadores, emita opinión alguna.

Anuncios