Un inocente murió por inyección letal, una derrota amarga para Matt. Pero no todo se perdió, la justicia regresó a su cause y a pesar de que aquel joven ya había muerto, el verdadero culpable fue encontrado.
Un final amargo en una historia de nuestro demonio guardián y lejos de su zona, pero a la final la justicia se llevó a cabo, tarde pero seguro y gracias a una víctima habitual, una mujer que padece del abuso de un esposo que ante la sociedad se presenta como noble.
Una mini serie bastante entretenida y que si bien no aporta mucho a la historia del personaje, sirve para conocerlo a fondo.

Anuncios