Honestamente, mi primer acercamiento con este equipo fue con la película, la curiosidad fue tal que eventualmente quise leer la obra en su formato original y siendo yo un admirador del autor británico, Alan Moore, era cuestión de tiempo que leyera esta obra. Primero debía leer los libros en donde aparecían muchos de los integrantes de la misma, para la altura de esta reseña algunas obras relacionadas con el capitán Nemo ya deberían estar reseñadas.
En esta obra vemos una historia alternativa, muy influenciada por el subgénero llamado SteamPunk donde la inteligencia británica (posiblemente el antecesor de cierto servicio secreto cuyo principal agente es Bond…) recluta a Mina Murray (la sobreviviente de la novela Drácula y ex esposa del Harker, el segundo protagonista de la misma) para conformar un equipo muy singular para proteger los intereses de la corona y recuperar algo que se le fue hurtado, un ingenio capaz de crear una nueva forma de guerra, la guerra aérea.


La señorita deberá reclutar al cazador y explorador devenido a toxicómano de Allan Quatermain, al pirata y científico Capitán Nemo, al Doctor Jeckyl y Mr Edward Hyde y al Hombre Invisible para hacerle frente a tan delicado asunto. En eso abarcan los dos primeros números de la serie, recorriendo las calles del Cairo buscando a Allan, la famosa calle Rue Morge en París, colegios británicos, los barrios bajos de Londres plagados de casas de té y sitios donde se fumaba el opio. Y ¿Qué puedo decir? Si han leído algunas de las obras relacionadas con los personajes se disfrutaran mucho la lectura, a pesar de que hay poca acción y estos dos primeros números se dedican en construir al equipo, se disfruta mucho la lectura.

Anuncios