Hablar de esta película, es hablar de una carta de amor a la obra del mismo nombre del autor estadounidense R.L  Stine  del mismo nombre, serie de libros de temática de terror enfocado para el mercado juvenil en una época antes de la llegada de las aventuras de cierto joven mago inglés. Y si no leíste alguno de estos libros, pues de seguro fuiste uno de los muchos espectadores que tuvo su versión a la caja idiota, allá en los años 90 y que marcó época  al ser un show gratamente recordado.

Si llegaste a ver la serie o leer algunos de los libros, lo único que te parecerá diferente de esta película es el hecho de que no es una adaptación, sino que juega con el hecho de que su autor, ha estado mudándose alrededor de los Estados Unidos, comportándose como un personaje de película de terror, al ser el extraño vecino de la casa de al lado, del personaje arquetipo más recurrente  para el autor y del género del terror, el héroe  sarcástico pero de nobles intenciones.

El punto aquí en que esos recursos del género del terror y de los relatos del señor Stine se convierten en los héroes de un relato que debía ser escrito, uno en el cual deben participar ya que las creaciones del autor han salido de sus respectivos libros y llevando el caos al pequeño pueblo donde viven nuestros héroes.

See Your Space Cowboy

Anuncios