Comenzamos la nueva etapa del blog en esta sección por todo lo alto. Es decir con una nueva entrega de la saga espacial.

Honestamente no tenía mucha expectativa con esta entrega, más allá del hecho que Lucas había vendido su compañía al ratón así como el primer tráiler me pareció que debió haber tenido un poco más de dinero, a la final fui a ver la película para confirmar mis temores.

Afortunadamente el nuevo episodio disipó toda duda que tenía. Encontré el hecho de un soldado imperial rebelándose, un maestro Jedi desaparecido, un conflicto familiar y un nuevo maestro oscuro cumplieron su deber. Claro, esta saga galáctica no sería la que es si no hubiese un conflicto familiar, un mapa transportado por un robot que se pierde en un planeta así como una estación de batalla enemiga de grandes proporciones.

Muchas de las fallas de las sagas anteriores aquí se enmiendan y la película se siente como un tributo a las dos primeras entregas de la primera trilogía, pero también como un avance.  Quizás las batallas pudieron estar mejores, pero creo que al ser una esperada entrega, que marca el regreso de la franquicia, el villano apenas estaba dándose a conocer y las secuencias de acción no debían de saturar la película, debían de colocar las necesarias que siempre son bien agradecidas.

Quizás lo único que no cumplió del todo fue la banda sonora. Pero considero que es un punto menor en todo lo demás.

See Your Space Cowboy

Anuncios