Se puede decir lo que quiera de empresas Polar, que aprovecharon una coyuntura para concretar que se le viera como monopolio, que prácticamente fueron los pioneros en esto de buscar pastos más verdes en otros lugares, en vista de que nadie es profeta en su tierra. Así quiero comenzar este comentario intermedio, son muchos los venezolanos que, sin importar la tendencia política, vemos a Polar como una de esas empresas que deseamos con fervor trabajar allí (mi caso).
Ahora que han anunciado que la producción de Malta y de Cerveza va a estar detenida por quien sabe cuánto tiempo y por mucho que «exclamen» unos sobre que esos productos son veneno, de seguro son los primeros en irse a beber una cerveza Polar así como cualquiera de los otros productos que elabora la mencionada empresa.
Así que, al verse afectada la cerveza ¿Ya comenzarán a abrirse unos cuantos ojos? Digo, por muy revolucionario que se digan unos no resisten la tentación de una cerveza Polar. Ni mucho menos de los otros productos que tiene la empresa; y cabe la pregunta ¿Dónde están los productos de las miles de empresas públicas dedicadas a la producción de alimentos? Seguramente, en Ecuador.

Anuncios