El segundo tomo mantiene la narrativa calmada del primero, aunque eso no implica que salgan a relucir muchas cosas, cosas tales como que esa mujer que vimos en el primer tomo que pierde a sus hijos es la misteriosa mujer que estamos viendo tomar protagonismo que llegó a la misteriosa ciudad desértica.

Pero no todo es algo que implique una buena noticia, ya que no estamos exentos de malos ratos y de personas que piensan que la vida militar es algo bueno, como el amigo de la chica que conoce la viajera, desata unos recuerdos en la ya mencionada.

A pesar de la lenta narrativa, el conflicto se va incrementando y todo indica, que se puede poner peor ya que esos ruidos que escucharon las dos mujeres muy cerca de las ruinas en donde estaban, son prueba de ellos.

Comentario final

Posiblemente, la obra que comienza a ser reseñada aquí, en su momento tuvo un impacto fuerte, más no memorable como otras del autor. Aunque, considero que merece una lectura, ya que estamos hablando de una variación que, a pesar de que hasta el presente número no ha mostrado mucho, tiene el mismo nivel de impacto que causó cierta cazadora de vampiros rubia.  Que la narrativa lenta no sea un problema, en realidad es algo que sirve mucho para la historia, como punto a favor.

Anuncios