Posiblemente para cuando estas líneas salgan a la luz, muchas “convenciones” criollas ya habrán llevado a cabo sus entregas a modo de franquicia en ciudades diferentes a la capital. Tal como lo anunciaron muchos portales para el presente año, noticia que fue bien tomada para unos ya que de esa forma esa concentración de eventos en la capital poco a poco comienza a buscar pastos más verdes en otros rincones del país, para otras personas es motivo de alegría ya que podrán ir a los eventos de la capital pero en sus ciudades.

Pero ¿Alguien ha considerado otra opción? No quiere ser esa persona que anda buscando el elefante en la habitación, pero hay cosas que se deben considerar y más ahora que hay problemas (nuevamente) con el servicio eléctrico para los centros comerciales, lugares en donde casi siempre se han llevado a cabo estas reuniones así como el hecho que todo lo relacionado con el alquiler de los sitios cada vez se pueda poner peor y más complicado.

El basamento para esta teoría es que la capital es un sitio bastante costoso así como el hecho que entre muchos de los sitios en los que se ahorca a lo que queda del sector privado con los famosos impuestos municipales, hay uno en la ciudad jardín que se encuentra muy cercano a los puestos de “honor”.

No solo con el hecho que hay que lidiar con ciertas oficinas públicas que (en teoría) se encuentran encargadas de atender todo lo relacionado a los eventos públicos y que de seguro para mover esos engranajes toca hacer una erogación de dinero. Así como me atrevo a decir que esas erogaciones cada vez son mayores y que no importa en qué municipio de Venezuela así como en qué ciudad se haga esto se está convirtiendo en un costo bastante fuerte y que por esa razón, sale mejor buscar en otras regiones del país. En donde esta carga no sea tan fuerte a pesar de que no podrán contar con el caudal de ventas de boletos que tenían en la capital.

Quizás por eso salen los eventos tipo franquicias en otras regiones del país, tratando de buscar algún sitio de la cuna de libertadores en donde se pueda sacar algún dinerito para tener algo con que sacar la “convención” para la siguiente ocasión.

¿Quién iba a pensar que eso iba a ocurrir? Si bien el fenómeno de las convenciones de la capital estaba buscando hacerse en otros sitios del país no es nuevo, pero es ahora que se está viendo de forma más notoria y con eventos que han sido las más recientes joyas de la corona. Y a todas estas ¿Esto implica que el circo romano seguirá pero esta vez los cesares tendrán que recorrer el país buscando el clamor de la gente? También existe esa posibilidad, ya que los sitios en donde se llevaban a cabo ya no son exclusivos de la capital.

Aunque esto podría generar algo adicional, algo equiparable a otro elefante en la habitación, los eventos regionales van a tener unos competidores adicionales en la zona; competidores que posiblemente tengan un poco más de capital en el invertir en sus labores y con algo más de renombre.

Anuncios