Mi tesis de la rebelión ebria en Venezuela


¿Cuánto le puede durar a la Polar el préstamo para reactivar su planta de cerveza y cuanto podrá Regional y su producción aguantar la situación en la cuna de libertadores? Por mucho que los revolucionarios se “quejen” de que Polar no estará usando ese dinero para activar la producción de alimentos, productos que ellos mismos alegan con fuerza no consumir, muy en su interior están contentos que la cerveza Polar regrese a producirse.

Todo el asunto relacionado con el alcohol, el regreso del tradicional aguardiente y el cocuy de penca en la cuna de libertadores solo confirma mi tesis de que al gobierno le conviene mantener a los borrachos alegres, a lo que creo puede ser el hombre nuevo que es capaz de lo que sea siempre y cuando el gobierno de turno le dé la suficiente cantidad de dinero para comprar algo de comida y la necesidad de una cerveza o de alcohol para sobrevivir a lo que siempre vive en el paraíso socialista que se ha convertido Venezuela.

Al gobierno no le conviene perder los contados votos de los hombres nuevos, ya no solo le debe dar una pequeña renta a los jinetes de caballos de hierro, los que integran los colectivos y quien sabe cuántos más debe tener medianamente contentos ya que el malestar sigue creciendo en las filas de los defensores de la revolución venezolana y con el agua al cuello;  lo mejor que puede hacer es tratar de tenerlos menos alterados.

Y reitero la pregunta ¿Cuánto puede durar esos cargamentos y esos arreglos en un mercado que se come todo lo que le tiran y altamente controlado por el Estado? Pues no mucho la verdad. Más temprano que tarde vendrá el colapso de todas las empresas del ramo del alcohol sin importar si son de cerveza, ron, aguardiente o cocuy de penca sean de forma legal o forme parte de las crecientes empresas ilegales, en algún momento más cercano que lejano pues no habrá materia prima con la cual trabajar. Y si no hay dinero para mantener la larga lista de supermercados que están en manos del gobierno de turno así como para la nueva parte de la burocracia (esa mentada idea de la nueva organización del pueblo) que de seguro durará el mismo tiempo que la banda presidencial sobre los hombros del bigotes.

Ya es notorio que la popularidad del actual “presidente” viene en picada y lo peor del asunto es que entre las filas del gobierno de partido y cual actor de renombre en una película de baja calidad, simplemente hay que preguntarse ¿Cómo llegó allí? El colapso es inminente y no importa si atrasan el revocatorio, el hambre seguirá presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s