Las reseñas intermedias siguen vestidas de gala, esta vez para recibir a ni más ni menos que al caballero de la noche y al guardián de una ciudad cada vez más cerca del caos. La presente mini serie de seis números, correspondiente a una etapa singular del personaje que ( a mi parecer) pasó un poco inadvertida, es a mi parecer una obra que desde la sencillez hace maravillas para contar una historia clásica y hasta tópica del encapotado.

Un joven senador está dando buenos pasos en las elecciones internas de la ciudad, pero extrañamente no es el único con ese plan. El príncipe burlón del crimen así como otra buena parte del elenco de villanos tienen sus intereses en detenerlo, tal es el caso del desfigurado ex fiscal de distrito y si bien no es la primera vez que el villano más conocido del caballero de la noche no sólo amenaza a toda la ciudad así como el hecho de estar en búsqueda de cómo obtener más poder; lo que me pareció lo mejor de la serie fue la trama secundaria que se formó entre nuestro protagonista y un viejo romance, la señorita Silver, que si bien cae en el asunto de ser la dama en desgracia, también fue punto de apoyo que necesitaban tanto el político como el héroe.

Otra historia del viejo universo de DC y que parece ser que al menos en su país natal, si recibió el elogio que merece esta etapa.

Anuncios