¿Podrá llegar el gobierno venezolano al mentado revocatorio?


Siguen los comentarios intermedios sobre el tema político. Originalmente no quería escribir mucho sobre el tema, creo que hay mucha gente en la red de redes así como en los contados medios de comunicación que se atreven a no seguir la  línea editorial, a pesar de las graves consecuencias, parece que aún quedan personas que consideran que la libertad de expresión es un bien tan preciado, que sencillamente no se puede venderlo.

Ahora que vivo de lunes a jueves en otra ciudad de la cuna de libertadores, mi visión sigue siendo la misma, pero me atrevo a decir que se ha expandido un poco; el problema aquí es la misma gente que la habita. Si bien es cierto que el pasto es más verde en el otro lado de la cerca, creo que pocos se han tomado la molestia en pensar que la gente al otro lado de su cerca cuida su pasto. A todas estas ¿Qué tiene que ver ese comentario con el actual gobierno? Se han dedicado tanto a no cuidar su porción del pasto, que ni siquiera se puede comprar para que el banco central siga emitiendo papel moneda que no vale nada.

Sin contar con la polémica cerveza y que al parecer hasta los titiriteros de Cuba quieren volver a saber algo del monigote, aunque deben esperar que puede pasar en el gigante del norte, su colonia se cae a pedazos y de paso el oro negro no vale mucho en estos días. Todo indica que, si bien se disfrutaron la bonanza, adelantaron lo que debían para volver a estar en contacto con su viejo y confiable benefactor. En vista de que también, los otros benefactores de la América Latina andan en momento complicados.

Así que, Venezuela y su gobierno debe tratar de enmendar la mala visión que tienen de él, ya sea con la FAO e internamente. Debe tratar de darle unas cuantas horas de trabajo a lo que queda de sector privado, uno de los que peor les ha ido con esto del racionamiento energético, un premio comprado puede callar un tiempo el tema de la falta de alimentos en la cuna de libertadores. Al parecer ¿Todo parece muy sencillo? Pero el detalle está en que el descontento sigue, los mangos no van a durar, algo habrá tenido que hacer la temporada de lluvia en las centrales hidroeléctricas y además ¿Qué pasó con todo el apoyo internacional que una vez tuvo la revolución venezolana?

Puede que aguante un poco, pero eventualmente tendrá que ceder a la presión interna de un cambio y convertirse en un episodio bastante amargo para Venezuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s