Segunda entrega de la serie, en la cual se revela un poco sobre el entrenamiento de nuestra letal asesina, el sendero que había tomado no era del agrado de muchos ya que según le exclama un monje en uno de los episodios que hasta Buda se había rendido con ella. Eso sí, también se mantiene uno de los aspectos más interesante de la obra, que nuestra asesina es capaz de lo que sea con tal de completar su venganza, a diferencia de don Asa el Verdugo que prefería mantenerse en lo legal que es el otro personaje con el cual puedo compararla ya que comparten autor.

A diferencia de la entrega anterior, aquí hay más escenas mudas que sirven para complementar la situación por la que pasa nuestra letal asesina así como también hay abundancia de diálogos, una revisión breve del pasado de la misma en concreto con el fuerte entrenamiento al que debió someterse con tal de llevar a cabo su terrible misión; lo interesante del asunto es la compasión que le tiene lo más cercano a una madre que tuvo Oyuki durante su infancia y parece que se encuentra a nada de darle su merecido a aquellos que la ofendieron.

Pero todo se debe torcer en algún momento, finalmente Oyuki  se encontró con un rival digno de sus habilidades y que, a pesar de que se encuentra en una misión que a simple vista parece secundaria pero muy vinculada con su misión personal, será un hueso duro de roer pero que quiere algo más que un combate. Siendo una de las secuencias de acción más extensa del tomo y que le trajo recuerdos de su formación con aquel estricto monje budista que la entrenó. Eso sí, creo que la mejor etapa alejada de la acción y que parece que nuestra protagonista demuestra una extraña forma de compasión con esa mujeruca gorda a la que metió en el mundo de las compañías de seguros, llevándola a la cárcel pero prometiendo darle una visita, una que posiblemente alguien se va a lamentar en tener cuando llegue a ocurrir.

Comentario Final

Poco tengo que agregar, pero creo que era hora que nuestra asesina se encontrase con un rival que le diese un dolor de cabeza. Debo agregar que me encanta ver como el dibujo y el guion trabajan de forma tan armonizada con tal de brindar una excelente obra, la cual parece seguir la misma estela de Asa el Verdugo que será vista como inferior.

Anuncios