Originalmente quería presentar al autor Naoki Urasawa con una pequeña recopilación de historias cortas que tengo (cosa que ya hice), pero no me pude resistir la tentación de presentarlo con esta obra en la cual se encuentra vinculado el gran Ozamu Tezuka y con el personaje más reconocido del mencionado autor, ni más ni menos que ese pequeño robot llamado Astro.

Basado en un arco argumental dentro de la mitología de Astro y reinterpretado como una historia de misterio y asesinato con una influencia no solo del famoso autor japonés (ya que hace constantes referencias a su obra y personajes) sino también a la obra de Asimov con sus leyes de la robótica.

Y a todas estas ¿De qué trata realmente la historia? Pues sencillo, un criminal se encuentra asesinando a los robots más sofisticados sobre la tierra y queda de parte de otro autómata de fabricación alemana indagar sobre quién es ese criminal, ya que al parecer todo indica que el primer robot que lo hizo hace ocho años atrás tiene algo que ver en el asunto. En el primer tomo se hace evidente que el criminal sabe por quién va y como afectarlos, de hecho el autor mórbidamente nos presenta a las víctimas hasta el punto de tomarles cariño (el caso del robot soldado, todo su pasado y su relación con el músico ciego es muestra de ello) y ver como son despedazados por un misterioso asesino.

Aunque también hay pie para las escenas más calmadas, también conocidas como el desarrollo de personajes, donde vemos al investigador robótico en su día a día laboral  y relacionándose con el resto del elenco de la serie, o al menos de la primera entrega, donde también se revelan detalles como un conflicto armado en la zona central de Asia en el cual varios de los robots “asesinados” y los que aún no han sido visitados, tienen como único punto en común.

See Your Space Cowboy

Anuncios