Hablemos de revocatorios y comentarios intermedios que llegan tarde.


De seguro, para cuando esta cosa salga a la luz, lo evidente será que el mentado revocatorio entró en lo que comúnmente se llama “operación tortuga”, un término local venezolano para referirse a algo que, de forma premeditada, tendrá muchas largas; ciertamente es un asunto delicado ya que la situación del país no da para más.

Por mucho que gasten dinero (o lo que queda en uso de la moneda nacional) en largas cadenas en los medios de comunicación así como el hecho que ¿Dónde quedaron las misiones de que tanto se sentían orgullosos? De hecho, al menos en mi ciudad, una de las sedes en donde funcionaba una de las misiones ya no está activa, parece ser uno de los tantos locales que pasaron a mejor vida, además ¿Dónde están esos profesionales que se formaron en esas instituciones? Ya que dudo que no los quieran mucho en la enorme administración pública.

El asunto de las misiones siempre fue usado por parte del gobierno para ejercer lo que mejor sabe hacer, meter miedo en la gente, pero  si bien es cierto que el revocatorio no podrá ejecutarse dentro del mediano plazo ¿Qué van a usar cual argumento para ejercer el miedo? El estado siempre ha ejercido bien causar miedo en los ciudadanos, no por nada tiene el monopolio de la violencia;  así que van a usar cualquier medio necesario para mantenerse en el poder.

A mi modo de ver, las misiones no han contribuido mucho a este asunto de cambiar un poco la cultura de ese grupo identificado como “pueblo”; lejos de convertir a ese grupo en algo medianamente más funcional, los convierte en esas ovejas necesarias para sus fines. Y no importa que suceda con el revocatorio, las misiones así como cualquier otra de las tantas medidas que usan con el fin de limitar la libertad personal. Sí, este mar de letras posiblemente llega tarde, se publique tarde. Nos encontramos en un dilema que usaron, el mentado plan “neo-liberal” que se lo aplicaron a Capriles y que ahora ellos mismos están tomando esas medidas “que destruyen al pueblo”.

No importa que hagan con el revocatorio, con el sueldo mínimo así como con los servicios que no debería estar prestando el estado (de forma ineficiente cabe destacar) y que estamos presentes en lo que se vive en una nación donde el Estado cada vez crece más y reprime a la iniciativa privada, que aparece de forma espontánea y voluntaria. Pero a unos eso es difícil de entender, les gusta más el asunto de ser mantenidos por el Estado, siempre y cuando le den un espacio importante en alguna sección de esa burocracia, extrañamente la parte a la que siempre quieren ponerle las manos es en la mentada cultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s