Alex Ross y Paul Dini, eminencias del arte secuencial estadounidense dedicado a los usuarios de las súper mallas se juntaron para contarnos una singular historia del caballero de la noche. Sé que es una introducción bastante limitada y pobre para esas dos figuras, pero creo que con las obras de don Alex Ross que estaré reseñando espero irle haciendo justicia a su enorme aporte al medio en cuestión.

Guerra contra el crimen es, a mi parecer, una interesante visión de la cruzada personal del caballero de la noche en su ciudad natal, de como cualquier zona de su ciudad es un lugar para él hacer de las suyas y lo mejor del asunto es que esta obra se encuentra enmarcada en aquella época en la que nuestro protagonista era un mito urbano solo conocido por la policía y los criminales en aquella singular metrópolis. Pero parece que la tragedia va estar un buen en la lectura, vemos lo que es capaz de hacer el crimen en un pequeño sector de la ciudad en el cual el caballero de la noche es testigo ocular de la misma tragedia que lo convirtió en lo que es. Un inocente perdió sus padres.

Eso sí, también tenemos el poco interés de otro magnate de la ciudad en hacer algo para cambiar ese asunto, cosa que me pareció un contrapeso interesante ya que la fachada de millonaria también tiene su peso aquí, siendo la que a mi parecer es la que realmente logra hacer un cambio en aquella zona al traer de regreso una empresa del ramo de papel. Lo interesante es que ambas facetas del personaje tratan en cambiar toda aquella situación y ese cambio de un hombre rudo a uno que es capaz de entender a otra persona que padece el mismo dolor de él fue todo un detalle.

Y ¿Qué puedo decir del dibujo? Simplemente espectacular y que capta muy bien al personaje, sus cicatrices externas así como las internas y todo lo referente a lo que debe afrontar.  Dan ganas de usar esta obra como un enorme mural, aunque creo que se notaba que era la primera ocasión del dibujante en un trabajo de gran tamaño.

Para ir cerrando la reseña, considero que debería estar en al menos una mención honorifica sobre las grandes historias del personaje ya que supo cómo captarlo muy bien, con todos los problemas internos y externos que debe lidiar de forma constante y lo mejor del asunto sin necesidad de recurrir a villanos conocidos.

Anuncios