Pues los mutantes regresaron, con una tercera entrega de la misma línea temporal que inició con Primera clase, en esta ocasión contra ni más ni menos que uno de los primeros mutantes que apareció por la tierra (el primero como tal no ha sido debidamente presentado en para la gran pantalla) ya que las cosas han cambiado un poco ya que como se vio en la película pasada,  todo el berenjenal formado por los centinelas y la leve aceptación de los mutantes en la sociedad ha hecho de las suyas.

Apocalipsis, un tirano de vieja data y que extrañamente sirvió como motor para la civilización egipcia vuelve a las andanzas, esta vez (y como es habitual en los villanos de la casa de las ideas) pretende derrocar a los humanos para que los mutantes que lo apoyen sean libres. Eso sí, Magneto juega un papel importante en los dos lados del conflicto y se cuenta también un pequeño secreto de nuestro calvito profesor Xavier. Secreto en el cual está involucrada la doctora Moira, quien fue una de las personas que lo apoyó en el asunto de montar su escuela así como fue quien fue una de las primeras personas en ver el regreso de Apocalipsis.

Lo mejor de la película, a mi parecer, es el hecho de la gran cantidad de chistes que tiene sobre la franquicia y su adaptación al cine. De hecho eso me pareció mejor que la llegada del proyecto Arma X y de Fénix ya que la franquicia, al menos en su medio original, tiene muchas sagas que puede tratar de llevarse a la gran pantalla.

See Your Space Cowboy

Anuncios