En lo personal, lo que conozco a este personaje quien fuese introducido a las viñetas por la poderosa DC en el año de 1958, en lo que creo fue una antología de ciencia ficción y que posteriormente el personaje fue ganando culto hasta que apareció en varias series modernas de la mencionada casa editorial así como varias e incluso en la serie animada del caballero de la noche que llevaba por subtitulo El Valiente y el audaz.

Adam es un arqueólogo que es transportado a un distante planeta donde tiene aventuras como ninguna y se enamora de la hija de unos los renombrados científicos del lugar, pero en la serie que reseño aquí (siendo esta el primer episodio de la misma) una serie limitada lanzada en el año de 1990 y que, por cosas raras del destino leí solo el primer episodio, se narra que el desdén anda creciendo en la población de aquel planeta hacia lo que una vez fue su más grande héroe quien anda de regreso a su planeta natal por el mismo rayo de energía que lo mandó de regreso. Eso sí, si leyeron la novela llamada Un Mundo Feliz aquí van a encontrar algunos paralelismos bastante interesantes (como una población casi atontada y estéril) que la única visión positiva que unos tienen de él es verlo como un semental, una solución a ese problema que tienen.

El dibujo es espectacular, me recuerda mucho al estilo del difunto Joe Kubert (aunque no por nada está dibujado por uno de sus hijos) la acción en estas páginas fueron pocas, pero plasmadas de una forma épica que también se transmite a los momentos más personales e introspectivos de la historia.

Anuncios