Y volvemos a las reseñas musicales en el especial de terror del blog, regresando a las frías tierras del norte del viejo continente (siendo exactos, Suecia) con una banda de rock pesado y sinfónico a la cual le tengo cariño a pesar de que tengo mucho tiempo sin escuchar. El presente álbum de estudio es el número quince de la banda el cual fue lanzado para el año de 2004 de forma conjunta con otro disco que voy a reseñar en este especial (completando así los tres discos que he tenido la oportunidad de escuchar de la banda).

Considero que, a pesar de que hay que gustarle este estilo de rock pesado así como el hecho de que sus letras hacen referencia a diferentes fuentes mitológicas, como ciertos mitos del hinduismo, los relatos del escritor H.P Lovecraft y ni más ni menos que el controversial monje llamado Rasputin. Pero considero que si bien es un disco que demuestra la larga estadía en el mercado sino que es un disco que sirve como punto inicial para conocer a la banda. Lo digo de forma muy personal. Aunque, como cosa rara, no recuerdo muy bien quien fue el responsable de haberme dado a conocer esta banda pero lo que puedo decir es que estoy agradecido por el gesto.

Y ¿Sirve de algo la banda para algo relacionado con el terror? Pues si bien es un disco que no genera tantos escalofríos como otros, otro que lo tengo entre la lista de los especiales y que por las casualidades de la vida es de la misma banda. Pues ayuda bastante por si quieres escribir unas cuantas líneas sobre el tema.

Anuncios