Si hay un usuario de súper mallas en la Distinguida Competencia el cual tiene una mitología tan rica como la del hombre de acero, el caballero de la noche o la misma amazona es este, hablo del policial espacial llamado Linterna Verde, quien fuese uno de los pioneros en la tendencia de hacer comics muchos más maduros en argumentos (gracias a los guiones de no otro que Denis O Neal) quien hiciera su debut para el año de 1959.

Hal Jordan, sucesor de otro integrante del ya mencionado equipo, se le asigna el sector 2814 así como la singular dupla de Lein Wein en los guiones (el padre de cierto engendro del pantano) y el británico Dave Gibbons en los guiones (quien posteriormente se convertiría en leyenda al trabajar con cierto barbudo compatriota suyo), quienes llevaron al personaje por un viaje como ninguno. Luego de su exilio, cosa que no explica pero sirve como un excelente punto de inicio, que nos llevará ser testigos de la forma tan arbitraria en que los superiores de los G.L tratan a los subordinados, las relaciones interpersonales entre nuestro intrépido héroe y los secundarios así como la tóxica  relación entre un congresista y el último deseo que le dejó su padre.

Si hay otra parte a destacar sería ese pequeño arco argumental con el villano llamado La Jabalina, con un fuerte acento alemán, que estaba interesado por cierto ingenio desarrollado por la empresa donde trabaja nuestro héroe, así como vimos cómo es de turbia la relación entre nuestro héroe y su prometida (quien tengo entendido, eventualmente se convierte en una villana/antagonista), reuniones breves con otras luminarias del universo DC (tales como su viejo amigo el arquero esmeralda, el hombre de acero y el velocista escarlata) acción y drama bien combinados para una saga que estaba dando comienzo. Lo interesante del asunto, es que si bien es el primer tomo de una parte de la colección del personaje durante la era de bronce, que se siente fresca al sol de hoy así como te cambia mucho la visión que (al menos personalmente) tenía del personaje.

Anuncios