Quise tomar un descanso temporal de la política venezolana, su notorio caudillismo y acercamiento a ser un triste espectáculo similar a la lucha libre me motivó a verme el primer debate presidencial del gigante del norte y el posterior debate para el cargo de vicepresidente.
Y la sorpresa que me llevé fue mínima, era escuchar las mismas burradas de los políticos de la cuna de libertadores con la diferencia de que Trump le había bajado un poco a sus improperios, mientras que Clinton seguirá sin convencerme.
Insisto en lo que comentó uno de los analistas invitados al primer debate por parte de Cnn para esta parte del río Misisipi; no había un adulto en la habitación; los libertarios , los que tienen ideas sensatas. Unas leyes migratorias inteligente que busca integrar a los que llegaron ilegalmente al país, reducción de los impuestos y un estado/gobierno pequeño que no interviene en la vida cotidiana de la gente. Pero esas ideas no les han llegado a los blancos de cuello rojo y extremistas a los que le habla el Trump, es una noción demasiada extraña para los socialdemócratas y los llamados milenarios que han caído en los cantos de sirena de la Clinton.
No comprendo, en el caso del debate para el cargo de vicepresidente, como hablaron de aumentar el sueldo mínimo y el gasto público sin las consecuencias que eso trae, la inflación, Venezuela es un excelente ejemplo de todo lo que no se debe hacer en materia económica así como el bipartidismo ya no sirve. Y ¿Voy a ver el segundo debate? Por supuesto, de hecho lo haré mientras uso la red social del pajarito azul como lo hice la primera vez ; aunque sé que será algo bien aburrido.

See Your Space Cowboy

Anuncios