Trato de calmarme para escribir las presentes líneas, el presente mar de letra que será un comentario intermedio no muy diferente a los anteriores con respecto a la situación política de la cuna de libertadores.

Cuando escuché esto, de mano de una tía siempre alterada, pensé que (como cosa rara) que estaba malinterpretando algún rumor, pero cuando comenzaron a caer las noticias de que en diferentes estados de Venezuela la recolección de firmas para activar una parte del mentado revocatorio ya no se iba a hacer y sumado al hecho de la aparición de una nota de prensa de Concejo Nacional Electoral confirmando todo ¿Queda alguna duda que lo que hay en la cuna de libertadores es una dictadura?

Han seguido al pie de la letra las doctrinas de Marx causando el efecto deseado, el colapso social y económico de la sociedad; aunque ya tenían buena parte del trabajo listo, todos los años de gobierno de los socialdemócratas que ahora   se hacen llamar “oposición”; me indigna ver que ahora saldrán unos diciendo que “no, el socialismo no falla. Lo que pasa en Venezuela no es socialismo”; ¡Claro que no campeón! ¿Cómo me explicas las expropiaciones a medios de comunicación y empresas? ¿Cómo me explicas sin los recursos de la guerra económica la fuerte escases de productos alimenticios y medicamentos a nivel nacional?

Ah, lo que pasa es que también hay una conspiración relacionada con el petróleo ya que ese es el único producto que tiene Venezuela para ofrecer al mercado mundial, por eso es que los malos del cuento han hecho que bajen los precios. Pero la realidad, es que por mucho que se encuentre estabilizando el precio del excremento del diablo, más temprano que tarde  no va a servir de nada. Por eso, las fantasías de la invasión militar de los gigantes del norte es un argumento de risa ¿Para qué invadir un país cuyo mayor producto no vale nada en los mercados internacionales?

Entonces, reitero la pregunta, si se creen que tienen todo el apoyo del “pueblo” ¿Cuál es el medio de medirse? Digo, si son tan democráticos, van a aceptar el resultado sin importar que les sea desfavorable;  pero bueno, eso es pedir demasiado a los que creen gobernar el país así como la figura del comandante comediante sideral.  Pero bueno, los defensores nacionales e internacionales sacaran sus argumentos de cartón piedra estilo “si el comediante sideral estuviese vivo, esto no estuviese pasando” o “lo que sucede en la cuna de libertadores no es socialismo, ya que el verdadero socialismo nunca se ha aplicado” son puras cortinas de humo.

 See Your Space Cowboy

Anuncios