Recientemente, se lanzó al ruedo un tráiler de lo que será la nueva película de los poderosos guardianes, si bien no es la primera entrega para unos parece un replanteamiento necesario para la mencionada franquicia que empezó en el país del sushi. Para unos, y me incluyo, el mencionado fragmento mostró que se puede darle un ambiente a la franquicia y que se les puede dotar de personalidades bien definidas a los personajes ya que si nos remontamos a la serie original, digamos que en ese punto no estaban muy bien hechos.

De hecho, por mucho que se diga que han tomado elementos de diferentes películas para adolescentes así como de diferentes héroes ya establecidos, lo cierto es que no se ve tan mal en ese aspecto;  aunque si la comparamos con una serie medianamente similar (se me ocurre Salvado por la Campana) hay una diferencia sustancial y es que una se adaptó de un formato japonés pero no se cambió del todo la finalidad, la venta de juguetes.

El caso es que los poderosos guardianes al igual que su contraparte japonesa, se han mantenido activas con la venta de juguetes por buena parte de los años noventa hasta bien entrado los años dos mil (al menos la versión de este lado del mundo)  y si bien tiene todas las señales de ser una franquicia zombi y que ha estado cambiando de dueños por un largo tiempo.

Pero el regreso de los trajes de colores, chispas, explosiones de talco, maquetas de cartón y monstruos de goma a la gran pantalla (con señalas de renovación) dudo mucho que pueda renovar el interés de los más jóvenes ya que, como pasó con la primera película, puede chocar con los hechos que suceden con la adaptación más reciente que se encuentre en emisión orillando a la serie buscar la forma de captar al nuevo público que podría llegar con el estreno de la mentada película. Aunque, si bien el regreso ha estado también en otros medios, en concreto en el arte secuencial donde tampoco estos muchachos no son ajenos, es el responsable de (a mi parecer) el regreso de los crossovers entre casas editoriales, algo que por muy polémico que sea, parece ser una de las franquicias de recién ingreso de la casa editorial Boom y de uno de los estudios de Hollywood.

Anuncios