Mi comentario sobre como veo la política en el gigante del norte y el voto castigo


Ah, el gigante del norte también conocido como Estados Unidos te guste o no, esa nación ha marcado la historia del mundo desde que nació. No es para menos, desde su gesta independentista, pasando por sus aportes científicos, grandes escritores, industria del entretenimiento así como su industria militar han dejado su huella; pero no todo lo brilla es oro aquí ya que si bien para uno es el emblema del capitalismo, en realidad su doctrina económica es fuertemente influenciada por las ideas del economista Keynes, las cuales tienen más puntos en común con la doctrina social-demócrata que con las ideas menos intervencionistas de economistas como Hayek o Milton Friedman.

Les recuerdo que las presentes líneas no son más que una opinión personal, así como el hecho que los mamertos internacionales defensores de revoluciones socialistas, que cuando fallan dicen que no lo eran, no están invitados a la tertulia que será extensa con ganas.

Debo concordar con lo expuesto por un analista, estamos viendo (finalmente) que a ese gigante le está pasando lo mismo que le pasa a sus amigos tales como el país del sushi o la Unión Europea, hay mucha gente con avanzada edad lo que ha comenzado a resentir en el asunto económico; lo que ha llevado (a mi parecer) a la encrucijada en la que se encuentra política actualmente; si, al igual que la cuna de libertadores, ya se hace evidente que el bipartidismo llegó a lo máximo que podía llegar generando así dos engendros, Hillary Clinton y Donald Trump.

Esos dos candidatos saben llegar a las personas que al sol de hoy los apoya, por un lado tenemos a los crecientes socialistas en el gigante del norte, los que apoyaron a Bernie Sanders, latinos que escaparon de gobiernos socialistas y que quieren que el país que los recibió pasen lo mismo y los intelectuales de panfleto; por el otro lado tenemos a un señor que le ha llegado a todos esos cuellos rojos, extremistas, los que aún creen en “América para los Americanos” que se creen todas las teorías de conspiración posible y que con el ascenso de esperpentos como Maduro, Chávez, Putin y más recientemente el loco de las Filipinas es notable que el miedo rojo aún tiene víctimas en ese país.

No es de extrañar que ambos engendros hayan llegado tan rápido a la cima de sus partidos, aunque uno tiene poder mediático gracias a la polémica (Trump) y es notorio que debatir a largo plazo no es lo suyo, mientras el otro esperpento pues si bien lo suyo es el debate a largo plazo parece que tiene más esqueletos en su armario y polémica en relación a su marido (Clinton). Como dije anteriormente, representan lo mal que está el bipartidismo en ese país, al igual que los dos debates que han tenido solo demuestran que esas dos personas no son las más idóneas para gobernar un país cuya economía (en caso de caer) lejos de servir para “salvar a las pequeñas economías y liberarlas de la opresión”, sino que el verdadero efecto va a ser una crisis que afectará a todos por igual.

 Los debates, tantos de estos dos como de los que los que van con los dos ya mencionados pero para el cargo de vicepresidente, han sido (cuando mucho) aburridos y ambas partes quieren vender las mismas políticas económicas que han llevado a Venezuela al desastre que es hoy. Es decir, aumentar el gasto público, la intervención estatal, más impuestos, más dinero inorgánico no son precisamente buenas ideas y lo peor del asunto es que derivan de las ideas de Keynes; aunque lo único bueno que ha traído todo esto, al menos a un nivel personal, ha sido poder comunicarme con la gente del partido Libertario, los únicos que tienen una propuesta medianamente decente, la tercera opción que (por mucho que me duela admitirlo) difícilmente pueda llegar a la presidencia.

La noción del voto castigo es algo normal en “sociedades” de este lado del Misisipi, pero con el creciente descontento dentro del bando republicano con su candidato, puede existir la posibilidad que la opción libertaria pueda convertirse en una opción que puede ser tomada más por castigo que por voluntad propia. Aunque considerando que ese partido está conformado por ex republicanos, si saben manejar bien esto puede ser su carta de la victoria. Partido que es recientemente que tiene algo de luz pública, la fórmula que lanzaron consiste en dos gobernadores que han hecho muy bien su trabajo y que a pesar de las metidas de pata en algunos asuntos, su postura ante el tema de la emigración, los impuestos, el intervencionismo y el tamaño del Estado es bastante clara.

 Hablo de un gobierno pequeño pero eficiente, de impuestos reducidos, de leyes de emigración flexibles que permiten integrar al que se escapa de su país a la sociedad estadounidense de forma armónica, de apoyo a la iniciativa privada y de sacar del subsuelo a regiones que no se encontraban muy bien en asuntos como el desempleo.  Pero esas son ideas difíciles de vender a los que apoyan a ese par de joyitas, al menos a mi parecer, no comprenden que prohibir lejos de ayudar empeora el problema.

El gigante del norte, como toda sociedad humana, tiene sus fallas y por ende sus problemas. Las masacres estudiantiles, el embarazo adolescente o precoz, los guetos, el racismo que no ha marchado del todo, la obesidad, la destrucción del medio ambiente son apenas una pequeña parte de los problemas que está enfrentándose ese país. Es una sociedad que también se enfrenta, como dije arriba, a un proceso similar al que vive Japón o Europa, de un decrecimiento de la natalidad fuerte  y no tener sangre joven en el mercado laboral para impulsarla o la que hay tiene unas ideas un poco erradas sobre la economía y que países como Cuba o Venezuela no son precisamente, el mejor modelo a seguir.

Las propuestas de esos candidatos no van a mejorar esa situación, de hecho se van a aprovechar de la misma, cual político latinoamericano, creando más de esos problemas lo cual no es lo mejor que se puede hacer. Lo mejor que se puede hacer es darle herramientas así como la oportunidad de salir de la situación en la que se encuentran, por sus propios medios y sin necesidad que el gobierno/estado interfiera en ese proceso.

Y a todas estas, el segundo debate fue pésimo, así que de mi parte, ando esperando el segundo vicepresidencial (si es que llega a darse) así como el tercero y último para ver que puede suceder. Si saben inglés, les recomiendo que le den un ojo a mí cuenta en la red social del pajarito azul, ya que voy a estar limitando mis opiniones a algo menos de 140 caracteres con algunos partidarios Libertarios.

See Your Space Cowboy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s