Para el año de 2010 se hizo una revisión de una película donde actuó el gran John Wayne hace ya algo de tiempo, pero si bien esta versión tiene muchos elementos modernos en su narrativa (recuerda mucho a los Western italianos, pues) así como el tratamiento que le da a la acción.  Y al igual que la versión original, una pequeña quiere vengar la muerte de su padre en manos de un criminal.

Pero aquel criminal se ha adentrado en territorio india y la insistente muchacha decide pedirle ayuda a un singular Federal (tuerto y borracho) accede a las constantes peticiones de la joven accede a la singular cacería, eventualmente se le une un Ranger de Texas quien también anda detrás de la cabeza del mismo criminal. No esperen un guión  enredado, estamos ante un western en el cual si bien hay acción, lo importante (el plato fuerte) se encuentra en las relaciones de los personas.

El elemento arriba mencionado pues juega un poco con el espectador, ya que se suele asociar el western con el cine de acción, hace la experiencia de ver la película más empática. Al menos personalmente, uno comprende las decisiones de la narradora y protagonista en tomar ese curso de acciones hasta el final, la inmersión en la película es completa, comprendes muy bien las simples motivaciones de lo que se pueden llamar los “héroes” de la película  y el final, personalmente, no lo consideraré como trágico.

Anuncios