¿Cómo puedo llamar tu atención querido lector? No te hagas el tonto, es contigo y lo sabes. Si decides quedarte, te contaré el relato del cual soy protagonista, no tendrá las altas dosis de violencia y desnudos sin sentido de la animación nipona, incongruencias como las de la ficción escrita por una niña loca y fan de algún libro de moda o el intento de dar un “contenido de realidad social y política”; pero te aseguro dos cosas, te entretendré y te aseguro que lo único forzado será el cuarto muro.

Así que sin más tonterías juntas, aquí va.

Un día me desperté tarde ¿Qué tan tarde preguntas? Solo tenía cuarenta y cinco minutos para llegar a mi puesto de trabajo, la asquerosa rutina. Y por mucho que insistas que te cuento en lo que trabajaba, no hará que me consideres un mejor personaje, ya hago mucho  con esto de romper el cuarto muro.

Tanto tu como yo sabemos  esto de llegar tarde a algún sitio y que todo lo que te rodea como que toma nota del predicamento en el que te encuentras y aportan un poco en amargarte el día. Desde mi corbata, pasando por mi chaqueta, el par izquierdo de los zapatos que usaba para ir a trabajar no estaban colaborando conmigo, pero pronto estaba por llegar algo peor.

Decidí tomar el ascensor del piso inferior. Si te interesa el número, es cosa tuya, no mía; ya deja de interrumpirme ¡Por amor al borrador!

El ascensor estaba ridículamente frío, sabía que algo no andaba muy bien, para variar. Ni me había fijado que había alguien más en aquel ascensor. Alguien que no quería que su día fuese arruinado ¿Quieres saber que me pasó? Eso debería ser obvio si llegaste hasta acá; un pingüino en el ascensor decidió llamar a las autoridades, reportando un humano suelto. De esa forma terminé en el zoológico. Y si te preguntas ¿Cómo llegaron los animales a tal posición? ¿Cómo salté el cuarto muro para contarte mi historia? Las cosas cambiaron mucho ese día, cuando el dueño de la tinta, responsable de mi universo decidió hacerles cambios aquí y allá. Ahora que lo pienso, estoy mejor. Dejé de ser el personaje que nunca fue protagonista a ser narrador ¿Nada mal eh?

Anuncios