El camino errado.


Por muy oscuro que se encuentre el panorama actual en el mundo y más con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, la cuna de libertadores se anda quedando atrás y para economías dedicadas a la dependencia de un recurso, va a ser muy difícil recuperar el camino perdido; si bien es válido preguntarse ¿Cómo llegamos al sótano? También es válido hacerse la pregunta ¿Cómo vamos a salir?

Yo no soy quien para darle una respuesta, ya que posiblemente mi visión de la salida va a chocar con los que aún considera que existe un socialismo bueno (el de la oposición) y uno malo (el del gobierno) así como los cantos de sirena de otros que creen que regresar a una dictadura militar va a ser lo mejor que le puede pasar al país. Así que, lo mejor que puede suceder a esta nación es comprender, primeramente, lo que ha perdido que si bien se puede recuperar, no va a ser una travesía sencilla de recorrer la cual debe comenzar con esta pregunta ¿Qué se ha perdido?

La salida, si bien es evidente, el regreso de las libertades individuales, el respeto a la propiedad privada, el libre mercado y los intercambios voluntarios son los escalones que propongo para salir del sótano. Son conceptos que, para muchos venezolanos, son difíciles de entender ya que creen que lejos de favorecerlos, los van a someter; cuando el verdadero engendro a someter aquí se llama Estado. Lejos de ser un ente benefactor, no hay que revisar la historia del país durante la llegada de la “Revolución Bolivariana y redentora de pobres” para darse cuenta que no es así y basta con preguntarse ¿Cuántos derrames petroleros se necesitan como prueba, cuantos presos políticos, cuantos estudiantes presos o cuantos desempleados son necesarios como evidencia?

Y lo que describí arriba es solo una pequeña parte de todos los temas que debemos tocar, así como el mentado dialogo entre “oposición” y gobierno que ya hemos visto que no está llevando a nada y hay que agregar una pregunta evidente ¿Para cuándo se largan las dos partes? Por mucha pompa que le den al asunto los entes internacionales así como los nombres que se agregue a la lista de mediadores, no hay una evidencia de que las cosas andan mejorando; así que creo que lo mejor es que se vayan ambas partes y le dejen a la sociedad pensar o al menos que les den la oportunidad para que comience a usar el cerebro y dejar de lado la propaganda del gobierno.

El país no anda bien y esperar que los precios del oro negro vayan a subir de forma mágica es una salida sin sentido, creo que lo más  evidente es darse cuenta que el oro negro tiene los días contados y que es mejor ir pensando en otras formas de que el país tenga ingresos. Algo que se ha estado hablando desde hace tiempo, pero como esa idea simplemente “no sube cerro” de la misma forma del discurso “somos las víctimas y la guerra económica”; aunque ya es evidente que el actual gobierno le sale mejor vivir de los hurtos (impuestos) continuos a los ciudadanos y mantener una república fuertemente presidencialista.

See Your Space Cowboy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s