Para el año de 1891 el presente relato salió, conformando una serie de relatos breves del más famoso detective privado que vive en la ciudad de Londres. El presente relato, el cual es el primero donde se ve una faceta extraña y relacionada con Irene Adler, quien se nos muestra lo más cercano de nuestro singular detective a tener sentimientos  hacia una mujer, algo que estaba alejado de su excéntrica personalidad.

Pero ¿De qué se trata este relato? Pues resulta que un monarca de Alemania se enredó con la mujer arriba mencionada y quiere recuperar, a toda costa, una foto que podría arruinarle su vida en el futuro inmediato y ¿Quién mejor que don Sherlock para tal misión?  Aunque va a resultar un relato de detectives de alto nivel, pero como es un relato breve quizás el final no va a tener un final que uno esperaba. De hecho, considero que el final, ese extraño final, lo recibí muy bien ya que muestra a un Sherlock  que considera que se encontró con una persona con la que puede jugar al mismo nivel.

Quiero agregar que esta es la primera obra que leo gracias al apoyo de una tableta que llegó a mis manos, ciertamente es una forma interesante de leer libros, no por nada es el futuro más inmediato con respecto a ese tema. También quiero agregar que se lee con bastante rapidez, a diferencia del Valle del Terror, la cual considero que es la narración más densa del personaje.

Anuncios