Parece, que en su momento, el subtítulo de año uno hizo un buen trabajo en el viejo universo de la distinguida competencia. Mucho se ha escrito sobre todo lo bueno que le hizo esta renovación al caballero oscuro y sus mitos, así que parecía necesario que otra parte de esos mitos tuvieran su modernización.

Al menos, así veo que fue lo que originó este título. Si hay un personaje de la familia del caballero de la noche que ha pasado por cualquier cantidad de problemas ha sido Robin, ese muchacho huérfano como Bruce y que su historia muestra muchos puntos en común, así que las reseñas intermedias mantienen las ropas de gala para recibir un resumen muy bien contado de las primeras andanzas de Robin en una situación que es contada por ni más ni menos que la figura paterna de los personajes, Alfred.

El caballero de la noche y su socio se enfrentan a algo más que villanos de talla como Dos Caras z Doctor Frío, matones que llevan una academia de asesinos sino que a todos los problemas de tener una doble vida.

Si quieren evitar lo escrito durante la era de oro y plata sobre este dúo pero al mismo tiempo conocer como comenzó esa relación, creo que no hay mejor punto que este.

Anuncios