Espero que las presentes líneas sean el primer comentario intermedio del año; debo comenzar con un tema que si bien no es nuevo, ha salido a la luz pública nuevamente gracias a un ataque que hizo el gobierno a una famosa empresa juguetera que aún queda en el país. Si bien el ataque se llevó a cabo en los últimos día de 2016, no es otra cosa que una demostración de la torpeza con la que manejan la economía del país, su limitado conocimiento en materia económica en relación con los precios y su gusto por violentar los derechos de terceros.

La noción del precio justo que maneja el gobierno y sus esbirros me es ajena ¿Qué es un precio justo para ellos? Y quiero una explicación sin que usen las palabras pueblo, guerra económica, sabotaje y similares. El precio justo sólo lo conoce Díos, si quieres que los precios de un determinado producto o servicio sea bajo pues la solución es simple, deja los subsidios, los ataques  a la propiedad privada, la burocracia que la gente debe sortear para abrir una empresa debe ser limitada y así puedes tener no sólo un número enorme de ese producto sino que el precio del mismo cambia. Pero algo me dice que lo saben, no por nada el bigotes salió a reunirse con sus amigos de la OPEP para bajar la oferta del petróleo y así subir el precio del mismo.

La indignación es tal que no se limita a romper con la propiedad privada de otros sino que ahora es normal leer sobre familias rotas por la inseguridad y por la situación política. La educación pública no es otra cosa que parte del mecanismo para adoctrinar a los más sensibles y convertirlos en súbditos; abuelos convertidos en padres y posteriormente en una estadística de asesinato al que el Estado fallido de Venezuela no va a atender ya que para ellos, eso es atentar contra su propia gente. Pero los comunistas de Europa no ven esto, para ellos lo que describo no es otra cosa que un berrinche de un burgués, mientras que todo los logros de la revolución venezolana son únicos, pero nunca los he visto que deciden irse a vivir a la cuna de libertadores.

See Your Space Cowboy

Anuncios