Voy a usar una categoría que trate de abarcar todos los tópicos en los cuales escribo en este rincón. Creo que es lo mejor que puedo hacer, así como el hecho que voy a ir escribiendo sobre la marcha aunque apelando por una especie de importancia sobre cada tópicos.

Y comienzo haciéndome la pregunta ¿Vale la pena esperar por una serie del «momento, del mañana, de la temporada» animada y que sólo por ser japonesa vale la pena? Y sabiendo la situación de la industria mencionada, la cual parece saber el predicamento en que anda metida pero del cual no quiere salir por razones comerciales, así como con un mercado consumidor que no importa si es legal o ilegal, no hay diferencia alguna entre ambos

¿Vale la pena esperar por una convención criolla «merecida, digna y que le haga coco a las de la capital venezolana»? Cuando los (ir) responsable prefieren hacer sentir bien a los que escriben en los portales web de la movida mientras venden espejos y humos a la asistencia que aún cree que sus opiniones le valen de algo a los  organizadores; nunca lo ha sido, al menos en Venezuela, desde la primera que comenzó el asunto hasta la más reciente es lo que se mantiene

¿Vale la pena escribir aquí? La respuesta es afirmativa, quizás ya no tenga los altos picos de visitas que tuve el año pasado, tampoco está esa sensación de que cualquier cosa que escriba sobre el tópico de arriba podría molestar a alguien y generar una buena dosis de comentarios. Pero siento que los comentarios que han llegado al sol de hoy son más honestos y no responden a directriz alguna; aunque quiero desarrollar mejor todo lo referente a los especiales.

¿Vale la pena la lucha política en la cuna de libertadores? Ya que para cuando estás líneas vean la luz, posiblemente los nacionalistas venezolanos habrán consumado su llegada a ese circo, justamente cuando no hay nada malo que se pueda poner peor. Y ¿Vale la pena creer en el asunto del diálogo? Cuando la nación que ganó dos veces su independencia tiene el «honor» de tener la peor economía así como ser una de las naciones más peligrosas del mundo.

Parece que los cantos de sirena han cumplido su cometido, ciertamente son los verdaderos pescadores en un río revuelto gracias a los dos matices del socialismo; pero ¿Vale la pena preguntarse si hay algún venezolano pensando en que esas opciones no son precisamente las mejores y en algo llamado la libertad individual? Cada día que pasa y cada nueva profundidad en la que se mete la nación,  Parece que el problema está a nada de que empeorar al mejor estilo de los Venezolanos.

See Your Space Cowboy

Anuncios