Yo recuerdo el título del presente libro y que si bien una vecina me lo llegó a prestar, lastimosamente por alguna razón y no pude llegar a leerlo. Pasaron los años y esa vecina se fue del país y no fue hasta hace mucho que pude leer esta obra. Considerado como un autor menor dentro de la literatura inglesa, el señor Anthony Hope escribe para el año de 1984 una novela de capa y espada, quizás para hacerle frente a uno de los grandes y amigo de la casa, Alejandro Dumas.

Pero ¿De qué trata esta obra? Pues de un inglés pelirrojo y de familia acomodada que gracias a su parecido enorme con el rey de un país llamado Zenda y que se encuentra en un mortal peligro, dos de los hombres más cercanos al monarca deciden que este viajero debe ser quien suplante al monarca mientras idean una forma de detener las maquinaciones del Duque Miguel el Negro, el antagonista de la obra. Todo esto, de fondo tenemos tramas palaciegas y una coronación inminente mientras se trata de ocultar ese plan que han tenido los hombres de confianza del rey. Eso sí, nuestro protagonista, Rodolfo, tiene una aventura que, prácticamente, era todo lo que quería y más para su vida.

Me atrevo a decir que, es una buena novela dentro del género de capa y espada y que si bien se gasta muy rápido todos los recursos del mencionado género, creo que lo mejor que tiene a su favor es lo referente a la trama palaciega (así como el suspenso que se forma mientras se hace lo posible para que el  impostor haga bien su papel) y al romance (un recurso siempre notorio en estas obras) entre el impostar y la reina. Da un poco de molestia saber que este autor es conocido fuera de su natal, Inglaterra, solamente por esta obra y que dentro de la ya mencionada nación, se le considere (como dije arriba) como un autor menor.

Anuncios